Catequesis Mariana


María Santísima no sólo es nuestra Madre, sino que, como buena madre, también es nuestra guía perfecta, ya que Ella conoce muy bien cuál es la voluntad de Dios para nosotros y cuál es el camino que, de antemano Dios nos ha preparado a cada uno de nosotros, y la Virgen nos quiere ayudar a recorrerlo.

Por eso ¡qué bueno es consagrarnos en cuerpo y alma a María, nuestra Madre!, ya que Ella sabrá guiarnos en medio de todas las dificultades que nos pongan el mundo, el demonio y la carne, para que lleguemos seguros al puerto deseado de la salvación.

Dejémonos guiar por la Virgen, pues así como un turista que visita una tierra desconocida, debe dejarse guiar por un experto que conozca el lugar y todos los pormenores; así también María es una experta guía en el camino hacia el Cielo, no sólo porque Ella lo recorrió primero, y lo sabe por experiencia, sino también porque al ser María Esposa del Espíritu Santo, tiene la Sabiduría de su Esposo, y además dosificada con su cariño y comprensión de Madre y de Mujer.

¡Qué bueno es confiarse a María y confiarle todo lo nuestro!

Si hacemos así, estamos más que seguros, aunque todo el Infierno nos haga la guerra, porque la Virgen es superior a toda criatura, y está sólo por debajo de Dios.

Oraciones Marianas

19 noviembre, 2015

Stella Maris (Estrella del Mar)

Salve, del mar Estrella, Salve, Madre sagrada De Dios y siempre Virgen, Puerta del cielo santa. Tomando de Gabriel El Ave, Virgen alma, Mudando el nombre […]
19 noviembre, 2015

Letanía de San Efrén de Siria

Salve, canto de los querubines y alabanza de los ángeles. Salve, paz y alegría de la humanidad. Salve, Jardín de las delicias. Salve, Árbol de la […]
19 noviembre, 2015

Oración del siglo III

A la sombra de tu misericordia nos refugiamos, ¡Oh Madre de Dios! No ignores nuestras suplicas en las tentaciones, mas libranos de los peligros. ¡Oh toda […]