Hoy no puedo cantar

Hoy no puedo cantar

Hoy no puedo cantar tus alabanzas pues
quisiera ofrecerte aquel concierto que
ignoro concebir con mi lenguaje pues
tan sólo una voz lleva mi cesto cuánta
gloria Señor la que te inunda y destella
en los surcos de mi huerto cuánta paz y
quietud me da tu rostro en horas
taciturnas que navego tú mereces la
vida que me diste y no sé conquistar en
este sueño las altivas riquezas que
sembraste donde veo las auras de tu
fuego yo no sé mi Señor cantar la vida
que es amor y es anclaje de tu cielo
yo querría llegar hasta tu día y mi
día concluye en mi aposento
estrella lejanísima del orbe
que iluminas galaxias en tu vuelo la
soleada mansión de tu primicia
alberga las naciones y sus pueblos
tu grandeza Señor es plenitud y
descanso cual águila en tu Verbo.