Poema del amor silencioso

Poema del amor silencioso

Yo no sé sin amor
cabalgar el sendero de la vida
y no sé con amor
la distancia de tiempos que yo exploro
el amor es la fuerza
que alimenta en el alma el alborozo
su tarea es conquista
de toda la verdad en que reposo
el amor es caudal
de profundas aguadas que conozco
de los ríos sonoros
y los mares profundos que recorro

sin amor yo no puedo
caminar encontrando una salida
con amor yo sí puedo
indagar los canales de mi vida
con amor yo comprendo
el jardín solitario que en su prisa
con afán me golpea
y en mortal ansiedad mi rostro atiza
cuánto puede el amor
en su rítmica música aprendida
su abundancia la hondura
que me enseña a morir a mis heridas

profunda su vivencia
que busca renacer amenizando
la pobreza existir
sin las huellas tangibles que da el canto
no podría llorar
sin sentir que el amor vierte su llanto
no podría yo amar
sin gemir el dolor que sufro tanto
el amor es más grande
que el dolor en mi pecho recostado
yo no sé sin amor
entender al enfermo allí postrado

no podría vivir
sin amor en la sangre entre las venas
del que vive aguardando
por el puerto negado al que navega
y no puedo al amar
excluir del amor al que se aleja
que llamado a vivir
en honda comunión su amor recela
y en amor silencioso
intento cobijar a quien espera
en un techo de amor
al albergue y la luz en la simpleza

yo no puedo vivir
ignorando la cruz que me apresura
yo no sé sin amor
entonar la canción que se dibuja
sólo sé que su luz
me convierte en humilde creatura
me induce a caminar
en sinuoso sendero y su angostura
cobijar al herido
y sufrir el gemido que se oculta
compartiendo y sanando
su nostalgia, su angustia o su fisura

consolar al doliente
o dar pan al que gime por su huerta
descubrir atrayendo
las profundas heridas de la tierra
traducir los vocablos
en palabras que claman la experiencia
engendrar esperanza
o morir en la cuna de una celda
no podría vivir
sin gozar el consuelo que festeja
quien alivia aquel drama
que en la vida se sufre en aspereza

yo no sé conquistar
sin amor al amor que me regalan
yo no sé sin amor
convivir con la sed del que se cansa
soy la gota que intenta
acercarse al que sufre en su posada
el cristal de mis ojos
donde sé descubrir mi propia alma
el amor es la música
que permite la paz en la quebrada
el torrente y sendero
que no puede encontrar el que no avanza

sólo quiero cantar
si mi voz es amor emancipado
que no busca vivir
sin gemir con la vida que ha llorado
pero puede encender
con amor una luz esperanzado
no podría correr
viendo vida en amores desterrado
sólo quiero vivir
alentando al que está desconsolado
sólo puedo soñar
con el sol del amor que se ha postrado

el amor es sublime
y proyecta su luz en mi velero
que levanta al caído
extrayendo las piedras del sendero
el amor es la nota
que alivia en el espacio del desvelo
redimiendo al esclavo
o anunciando vivencias de consuelo
saboreando esperanza
contemplando el azul que ofrece el cielo
el amor es la joya
que da plena existencia al forastero

el amor no claudica
y la vida sin él es honda muerte
pero muerte que aguarda
resurgir por la fuerza que aparece
añorando ese paso
del amor matinal que se sumerge
en la herida mortal
y revive en la sangre que amanece

sólo Dios el amor
y la fuente que todo me prodiga