Santo Rosario Perpetuo

El Santo Rosario completo está compuesto por cuatro partes.

  1. A la primera le corresponden los misterios gozosos.
  2. A la segunda los misterios luminosos.
  3. A la tercera los misterios dolorosos.
  4. A la cuarta los misterios gloriosos.

Cada misterio consta de diez Avemarías, precedidas del Padrenuestro y seguidas del Gloria al Padre.

Es costumbre después de cada misterio decir algunas las jaculatorias:

Ave María Purísima, sin pecado concebida.

María Madre de gracia Madre de misericordia defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Oh Jesús mío, perdona nuestras culpas, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo especialmente a las más necesitadas.

Se puede iniciar con:

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor mío, Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador y redentor mío, por ser tú quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente confesarme a su tiempo. Ofrezco mi vida, obras y trabajos en satisfacción de mis pecados. Y confío en que en tu bondad y misericordia infinita, me los perdonarás y me darás la gracia para no volverte a ofender. Amén.

Y después de rezar los cinco misterios terminarlo con las letanías y un Padrenuestro-Ave María y Gloría por las intenciones del Romano Pontífice.


Para ver videos relacionados al Santo Rosario Perpetuo, haz click en el siguiente botón:

Podes anotarte en este formulario para dejar registrado el día y horario que rezarás el 'Santo Rosario Perpetuo'